viernes, 24 de agosto de 2007

TIJERA

Arranqué las hojas de Crimen y Castigo con las manos y las corté en tiras alargadas con la tijera de papel. En cada tira escribí un deseo en tinta roja. Una a una las aguijoneé en los salientes de la lámpara que me ilumina mientras trabajo. Entonces, cuando la inspiración no llega, cojo una tira, la leo, y escribo sobre las palabras cortadas de Dostoievski.

3 comentarios:

Sat Nam dijo...

¡Au! Eso duele...

Anónimo dijo...

Buen ejercicio de amputación y estilo.

Pablo de Pedro dijo...

Hola Twyggy, que tal? no se si te acuerdas de mi. He encontardo tu blog de casualidad y me ha encantado. Lo leere asiduamente en busca de inspiracion